24 de marzo de 2009

María Luisa



Hoy operan de cáncer en La Fe a María Luisa, esa chica de Almería que se fue a Nicaragua con una mochila al hombro para ayudar a los más pobres. Quizá tras la operación consigue robarle a la vida otros dos años de vida, no más. Lo suficiente para volver a Nicaragua y morir con las botas puestas. Ella se ríe. La María Luisa. Más de 10 años allí, construyendo un hogar a un puñado de familias, organizando dispensarios médicos y comedores para niños, catequizando. Ha recibido también muchos golpes: el ser bueno de verdad poca gente lo perdona. El mito del "pobre bueno" es falso: envidias, calumnias y amenazas son la moneda con la que tantas veces le han pagado su generosidad. Pero ella a lo suyo, con su mochila al hombro, siempre alegre, siempre de la mano de su Dios.

Más de setenta valencianos hemos ido durante sucesivos veranos a cooperar con ella en Nicaragua. Para nosotros a sido una hermana mayor, un ejemplo, y un poco de aire fresco. Gracias en nombre de todos.

4 comentarios:

Álvaro dijo...

Pues nos acordaremos de rezar para que todo salga bien. Como ella nos explicó, la verdadera pobreza es la perdida de esperanza de salir adelante y para ayudar en esto hay que estar allí.

maria jesus dijo...

Gracias a Dios hay muchos heroes anonimos. Rezaré por ella, que Dios la ayude. Un saludo

DRULO dijo...

Juanxo, he visto artículos anteriores y es profético uno que escribiste en 2006 sobre el Papa, África y el sida. Podías volver a publicarlo: La cosa sigue igual... Un abrazo!

teka dijo...

juancho!! Que tal m.l?
nos vemos.pasate por la nemoteka que tengo una cosa sobre el arte y me interesa saber tú opinion.
Un saludo