5 de enero de 2010

Cachas locas




Se dice continuamente que hemos superado por fin los clichés sexistas. Que la mujer florero y el macho hispano son conceptos superados. Se dice que vivimos en la sociedad del conocimiento.

Pues a mí que alguien me explique a qué viene entonces la "fiebre por la cacha" que nos embarga. La fiebre por la teta y por la cacha. Aquí todo el mundo se esfuerza por lucir escote o biceps con una persererancia y unanimidad dignas de asombro.

Mejor haríamos en desapuntarnos de ese club de la cacha, que al final todo lo que sube baja, o cuelga, como dice el refrán popular.

Qué bien iría España si por cada minuto de gimnasio, de espejo, de lectura del Marca o del Hola -auténticas sagradas escrituras de la cacha-, o de debate sobre el astrálago de CR9, fuera obligatorio leer una página de un libro, por malo que fuera. Joder, qué bien iría.

4 comentarios:

Miguel Fabra Pérez dijo...

ya ya, pero tu has visto que triceps me gasto?

Anónimo dijo...

Dice el figura de Greenpeace España que le parece desproporcionado el trato recibido por la golfada que él y otros colegas hicieron el otro día en un acto oficial...

Pues mira tontaina, resulta que en Dinamarca los cachondos mentales caen mal, y ni te cuento los cachondos mentales extranjeros, así que deja de llorar y da gracias de que no te hayan partido la cara. Y a ver si tienes h...... para ir a China a tontear, que te iban a caer tortas hasta en las orejas, atontao.

Y pensar que conozco gente -poca- que da 9 € al mes a estos gamberros...

Fón dijo...

Está bien quemarse un poco, jeje. Hay gente que se levanta a las 6:30 de la mañana para hacerse su 1:30 de gimnasio-piscina diaria. Tristísimo.

er willy dijo...

estoy en profundo desacuerdo contigo, el macho hispano ha desaparecido totalmente, el macho hispano deja crecer la "mata peluda" en su cuerpo y no lo profana con depilacion.