25 de enero de 2011

Con que...



Tenemos unos 80 parlamentarios en cada comunidad autónoma (17x60=1020 parlamentarios). Si bien no sería descabellado replantearse su necesidad, máxime con la disciplina de partido que padecemos, mi propuesta aquí es más modesta. Propongo q0ue no hagan nada. Con que no hagan nada nos conformamos, y les seguiremos pagando. Pero que se estén quietos.


Mil tíos con sus asesores tratando de justificar una nómina son capaces de hacer cualquier cosa. Y eso también lo pagamos los ciudadanos, aturdidos por el marasmo de "programas", "formularios", "instancias", "reglamentos", "decretos" y demás parafernalia con los que tenemos que bregar para alimentar la hipertrofia burocrática que lleva camino de devorarnos.


Con que no hagan nada nos basta.


3 comentarios:

Pablo dijo...

Porían dedicarse a la magia... desaparecerse

Anónimo dijo...

Me parece que el planteamiento economicista radical que propugnas tiene su parte de realidad, pero deberíamos mencionar la de cosas buenas que salen de los Parlamentos autonómicos, así como la necesidad de que éstos hagan cosas para no crear una tensión social (sí, hablo de Catalunya y de Euskadi). Cierto es que a veces uno se harta de darse cuenta que está pagando e funcionarios del Estado, funcionarios de la Comunidad Autónoma, funcionarios del muncipio, funcionarios de la diputación, funcionarios de la UE... Pero es importante no perder de vista que suele ser más rentable transformar y no destruir. Cambiar las cosas no implica necesariamente dinamitarlas. Al menos, eso pienso yo.

DRULO dijo...

Juanolas, cuánto tiempo sin meterme por aquí. Da gusto pasarse después de tanto tiempo y leer tantas novedades de golpe. Una abrazo!!