14 de octubre de 2008

Y para qué tanta información?




La información no nos convierte en más sabios ni en más honrados si no nos acerca a los hombres. Pues, con la posibilidad de acceder a distancia a todos los documentos que necesitemos, aumenta el riesgo de deshumanización. Y de ignorancia. Se puede desconocer el mundo, no saber en qué universo social, económico y político vivimos, y disponer de toda la información posible.

José Samarago



Y también:

¿Dónde está la sabiduría que perdimos en el conocimiento?
¿Dónde está el conocimiento que perdimos en la información?


T. S. Elliot


Pues eso.

3 comentarios:

Miguel Fabra Pérez dijo...

La información en sí misma si que es inútil, no vale para nada. Pero la información bien interpretada nos hace más libres. Por ejemplo, en un problema de matemáticas o de física cuantos más datos tengamos más cosas podremos descubrir de la situación planteada en el problema.

Fón dijo...

Venía pensando en lo mismo... necesitamos sobriedad a la hora de consultar la cantidad de información de la que dispone en internet, por ejemplo, porque sino podemos enloquecer. Ser eruditos que conocen todos los datos pero no comprenden, no relacionan, no son humanos. sólo discos duros.

maria jesus dijo...

Información, sólo la necesaria